“Cuando un amigo se va”

OPINIÃO | LAZCANO LÓPEZ

Erasmo Lazcano López

Me levanté muy temprano para buscar la leche del niño a la cocina, allí tenía cargando mi móvil cuando, de refilón, vi que un amigo de la vida me había escrito. Hacía tiempo no sabía de él, me alegró ver que reapareció, aunque el mensaje solo fuera par darme a conocer por qué no lo había hecho, y verdaderamente me entristeció el día.
Un amigo casi hermano, o un hermano casi amigo, de esos con quien se ha compartido toda la vida, momentos malos y súper malos, buenos y súper buenos, de esos que conoces al dedillo, y que sabe de ti todo, con pelusas y contrapelusas, pero que al cabo de los años acabas entendiendo que no te conocía tanto como parecía; un amigo que lloró contigo la muerte de tu padre y de tu madre, un amigo que rellenó tu nevera, solidariamente, cuando peor estuviste, un amigo de aventuras, escapadas y secretos, de confidencias y noches de conversaciones que vieron salir el sol. De los que estás convencido de que siempre estarán, y que tu amistad y la de él estaban a prueba de tiempo y embates. Con el que echaste pie ante enfermedades y adversidades, compartiendo surcos y batallas.
Un amigo que te saca ahora de su vida, por no compartir contigo una opinión, por creer de antemano que si no piensas o dices lo que te imponen, no puedes ser de los de ellos, como si alguien fuese dueño de la verdad absoluta, como si tener tu propio criterio fuera un motivo para desmerecerte, y lo peor es que ese amigo, muchísimas veces entendió y criticó lo que ahora ve un motivo para sentirse desilusionado. Sé que es un error humano sentirse, por la posición que ocupa, y desde su óptica maximalista, con la potestad de juzgar a los demás, aun a sabiendas de que todo lo que dije es cierto, pero incluso, estando yo equivocado, nunca entenderé cómo se puede romper una amistad porque la otra parte no piense exactamente igual, o exprese algún criterio que no compartas, luego no se cansan de repetir, pero solo como un slogan, que hay que respetar el criterio ajeno, que la convivencia se garantiza con el criterio y la opinión de todos, con la tolerancia, con la diferencia, hasta que te atreves a decir lo que todo el mundo sabe, pero no dice, por temor a represalias, o como en este caso, incluso el mejor de tus amigos, te retire la palabra o te diga desde lo más alto de un pedestal, el porqué de sus motivos.
Cuando un amigo se va, es como si se rompiese un cristal dentro de ti, un amigo de los que consideras hermano, no se encuentra a diario, se fabrica y se cultiva en el tiempo, y lo aprecias tanto como a un familiar cercano, cuando se va, queda un vacío muy grande, tendrías que sacar la cuenta de cuántas horas de risas, anécdotas, chistes y lágrimas echamos juntos, y que ahora tendremos que tirar a la basura, y claro está, ¡lo extrañas!, y pensarás incluso en lo que hubieras podido hacer para no perderlo, cuando eso pasa, quedas de frente a la vida, que te dirá: “tú no eras para él lo que él era para ti”. Y es que se pueden profesar diferentes religiones, militar en partidos políticos opuestos, ser del Barça o del Madrid, de Industriales o de Santiago de Cuba, y ser amigos, la amistad, como el propio amor, están por encima de todo, eso, si es verdadero.
Ya es hora de que nos pongamos nosotros, como seres humanos, por encima de todas esas mezquindades, estoy harto de ser evaluado de bien o mal por amigos, de acá o de allá, que quieren que uno siempre esté en su bando; ya es hora de entender de que la razón no es de nadie en absoluto, somos humanos, imperfectos, que pensamos y decimos lo que deseamos, sobre el tema que queremos, y solo estamos dando nuestro criterio, que no tiene ni más ni menos valor que el que la otra parte nos da. Eso se llama respeto al derecho ajeno, y no es motivo para romper una amistad, aun así, yo estoy aquí, querido amigo, esperando porque un día te des cuenta de que nadie es Dios, para juzgar a los demás, conmigo puedes contar siempre, pienses tú como pienses, digas tú lo que digas, pues para mi, lo más importante es tu amistad.

Erasmo Lazcano López

* Máster en Ciencias

LP

LP

Colaboradora. Designer.

Adiconar comentário

Carregue aqui para comentar

Comentar

Tamanho da Fonte
Contraste